This Page

has been moved to new address

LA FIESTA DE THOMAS

Sorry for inconvenience...

Redirection provided by Blogger to WordPress Migration Service
El Universo de Martina: LA FIESTA DE THOMAS

2/7/11

LA FIESTA DE THOMAS


Una de las cosas que sorprenden de vivir en Washington es la variedad de fiestas a las que puedes ser invitado.
Del potluck que organiza, por ejemplo, un vecino- cada uno lleva un plato o bebida para compartir- a la recepción de un embajador donde las formas cuentan mucho.

No es el caso de la fiesta de Thomas, nuestro profesor de inglés. Envió un e mail invitándonos a una “party” en su casa. Bien mandadas y educadas, preguntamos qué llevábamos y nos dijo que “algo para hacer al grill” porque, bebida, en concreto alcohol, había de sobra. “No será una fiesta masiva”, añadió. OK.
Así que mis tres amigas y yo compramos unas brochetas de pollo y pusimos rumbo a su casa en Virginia, -cerca para ser otro estado y lejos para un sábado por la noche-. Nos llevó la curiosidad y corresponder al gesto. Thomas es un buen profesor, exigente, paciente y punto peculiar -a clase siempre lleva a su perra que ni chista-. Y nos cae bien.

Después de millas y millas, llegamos a una casa con extenso jardín y establos. Dos coches y poca luz. Dudamos. Nos hemos equivocado. Le vimos a través de la ventana con otros dos chicos. A punto estuvimos de dar media vuelta. Pero no. Entramos.
Thomas estaba con dos alumnos rusos. Al rato, llegaron dos chicas iraquíes y una pareja.

Uno de los rusos hizo la barbacoa. Cenamos, por decir algo, y pasamos dos horas escuchando a nuestro profesor divagar sobre lo humano y lo divino desde la encimera de la cocina. Los demás buscábamos mejor acomodo y participar en la “charla”. Y no.

Mi amiga Patricia dice que es la peor fiesta de su vida. Yo no le llamaría ni eso. Simplemente, creo que Thomas pretendió llenar su soledad con una “fiesta” con sus alumnos, pero la cerveza le pasó factura.
Al día siguiente mandó un e mail agradeciendo nuestra presencia y lamentando que la party no hubiera sido, quizá, lo que esperábamos. Definitivamente no. Como dice el hijo de una de mis amigas ¿a quien se le ocurre ir a la fiesta de un profesor?
PS. Aquí va una web para invitaciones “cool” on line



 

Etiquetas:

4 comentarios:

A las 5 de julio de 2011, 12:45 , Anonymous Anónimo ha dicho...

La verdad leyendo el blog, me han entrado ganas de conocer a Thomas.. Me le imagino tímido, con pelo de músico loco... triste e introvertido...

 
A las 5 de julio de 2011, 15:22 , Blogger Cristina ha dicho...

Jaja...le diremos a Sagrario que nos explique como es...gracias por seguirnos!

 
A las 5 de julio de 2011, 19:36 , Anonymous sagrario ha dicho...

Pues os diré que Thomas tienes su atractivo. Treintañero, moderno con cierto estilo y en forma. Pelo, poco.Introvertido no, tímido quizá. Triste no parece pero no supimos de su "surrealismo"hasta el día de la fiesta. Gracias por leerme ;)

 
A las 7 de julio de 2011, 1:32 , Anonymous Anónimo ha dicho...

A mi no me invitó a la fiesta y eso que me hubiera gustado ir a sus clases, sbtd para conocer a la perra, que es lo que más me guista de esta historia, aparte de su autora, claro..

 

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal